Carta de Recomendación Personal y Laboral – Ejemplos Word

Una carta de recomendación es como su nombre lo indica es un documento en el que se vuelca información sobre una persona y que valida de una manera formal los datos allí expuestos, estos luego servirán para diversos fines según su origen y autor.

Suele ser el complemento ideal de tu currículum, para poder convencer a los empleadores  o personas encargadas que realmente tienes las aptitudes necesarias o que cuentas con el apoyo de personas que dan fe de tu reputación o habilidades.

Pero, ¿Qué es realmente una carta de recomendación?  ¿Es lo mismo carta de recomendación laboral o personal? ¿Cómo debe estar estructurada? ¿Quién debe redactarla en cada caso?

En este artículos responderemos a todas estas interrogantes y algunas otras que seguramente te estarás preguntando. Además, te dejaremos plantillas Word con ejemplos de cada tipo de carta que podrás descargar gratuitamente para completar e imprimir.

carta de recomendación
carta de recomendación

¿Qué es una carta de recomendación laboral?

Tal como su nombre indica, una carta de recomendación es un tipo de documento escrito con el único fin derecomendara alguien para ocupar un cargo o cumplir labores específicas, tomando en cuenta sus aptitudes, habilidades, técnicas, especialidades o experiencias previas en la misma área o una rama similar.

En este sentido, se trata de un instrumento elaborado por otra persona calificada para evaluar el desempeño profesional de un empleado, pudiendo así, dar fe de sus capacidades desde una perspectiva objetiva.

Por estos motivos, se diferencia del currículum el cual suele elaborarse por mano propia. En su lugar, la carta de recomendación respalda la hoja de vida, le da fuerza a todo lo allí expuesto, lo comprueba y, en consecuencia, brinda una mejor imagen de quien se menciona en dicho documento.

Además, también sirve para detallar todas las cualidades sociales de alguien, por ejemplo, su manera de tratar a un cliente, su empatía con los compañeros de trabajo, la ética o la responsabilidad a la hora de cumplir las funciones inherentes a su cargo, etc.

En términos mucho más sencillos, a través de la carta de recomendación laboral, una empresa reconoce el potencial de un trabajador que, por determinadas razones, debió retirarse, pero demostrando su valía.

Así, les brinda confianza a los reclutadores de otras instituciones para considerar la candidatura de un aspirante a un puesto laboral.

¿Qué es una carta de recomendación personal?

La característica más destacada de una carta de recomendación personal es que el autor es una persona que nos conoce, pero que nunca fue nuestro empleador y que intenta dar fe en la misma de cualidades sociales, rasgos de responsabilidad y buenos actos en la vida.

También conocida como carta de referencias personales puede ser redactada por un amigo, un familiar o alguna persona con cierto estatus en la sociedad que de cuentas del buen comportamiento y reputación del solicitante.

Este tipo de documentos es habitual que lo soliciten al momento de alquilar una casa o como un extra en entidades bancarias que buscan conocer de primera mano ciertos aspectos del solicitante a un crédito por ejemplo.

Visto que en ella no se colocan extensos detalles de formación personal o capacidades técnicas suelen ser cortas, se trata de recomendar a una persona sin tomar mucho tiempo del lector y tratando de no ser exagerado para no llevar sospechas.

Modelos de carta de recomendación

Un dato curioso es que existen varios modelos de cartas de recomendación orientadas a satisfacer distintas necesidades, es decir, más allá de requerir una para fines de reclutamiento laboral, también pueden exigir alguna referencia, por ejemplo, destinada a optar por un cupo universitario. En todo caso, estos son los tipos más solicitados:

Cartas de recomendación laboral

En estos ejemplos de cartas de recomendación laboral podrás constatar como en ellas se describe tanto el comportamiento social y profesional, como las aptitudes técnicas de una persona durante su trabajo anterior, son redactadas por alguno de sus antiguos superiores. Las empresas acostumbran prestar mucha atención a este tipo de referencia, antes de decidir contratar a un nuevo empleado.

Cartas de recomendación personal

En el caso de las cartas de recomendación personal estas no incluyen información de especialidades técnicas o de relaciones laborales, sino que el autor valida comportamientos y responsabilidad de la persona en la vida cotidiana. Esta referencia personal debe ser autentica ya que podrían contactarte para validarlos en el futuro. Aquí les compartimos diferentes ejemplos de cartas de recomendación personal para que descarguen o les sirvan de inspiración para escribir las propias.

Cartas de recomendación Académica

Presenta datos como las capacidades, los grados de instrucción, la institución de formación y demás información de un estudiante o de un profesional. Ocasionalmente, la solicitan para ingresos a empleos o ampliar estudios (maestrías, doctorados, becas).

¿Qué debe contener una carta de recomendación?

Cuando se trata de elaborar una carta de recomendación, lo ideal es que quien la haga incluya información muy puntual sobre la persona en cuestión (desde el punto de vista profesional, social y personal), pero organizando los datos de una manera fácil de comprender.

Aunque, ciertamente, este tipo de documento depende en gran parte del individuo que lo redacte, por tanto, no hay un formato estricto a la hora de realizarlo.

Sin embargo, siempre se puede considerar una estructura estándar que ayude a presentar los puntos clave de la carta, como, por ejemplo, el siguiente:

  • Encabezado: muestra los datos de quien redacta la recomendación, detallando nombre, cargo, etc.
  • Saludo: dirigido siempre con cordialidad hacia la persona que recibirá la carta en caso de conocerla o, de lo contrario, se debe generalizar colocando “A quien corresponda”.
  • Cuerpo: se puede dividir en tres párrafos. El primero, describiendo tanto el propósito del texto, como la relación entre el redactor de la carta (jefe, tutor, profesor), con el recomendado.

En el segundo apartado, se van explicando las aptitudes profesionales y demás cualidades de la persona. Mientras, en el tercero, se exponen las funciones específicas desempeñadas previamente por el recomendado (este último párrafo puede excluirse en caso de no ser necesario).

  • Resumen: consiste en resaltar con breves palabras, todas las bondades descritas acerca del recomendado en párrafos anteriores, a modo de “recordar” porqué él o ella sería la persona indicada para ocupar un puesto en la empresa o institución en la cual pretende ingresar.
  • Cierre: es la parte destinada a la despedida. El autor de la carta de recomendación debe añadir algunos datos de contacto y subrayar que se encuentra a la disposición para facilitar cualquier otra información sobre el recomendado, además de agradecerle al receptor por tomarse un poco de tiempo en leer el escrito.

Ahora bien, en cuanto a los elementos de la carta de recomendación que no deben faltar en dicho documento, podemos puntualizar los siguientes:

  • Nombre y cargo del autor de la carta.
  • Nombre y cargo del recomendado.
  • Nombre de la empresa o institución en la cual ejercía funciones la persona recomendada.
  • Funciones y proyectos desarrollados por el recomendado durante su tiempo activo en la organización.
  • Capacidades profesionales, sociales y personales del recomendado.
  • Grado de instrucción del recomendado.
  • Demás hábitos positivos que el autor de la carta pudo evidenciar acerca del recomendado, durante su tiempo en la empresa.
  • Contactos del autor de la carta de recomendación.

¿Quién debe escribir tu carta de recomendación laboral?

Como hemos podido observar, la mejor persona para redactar una carta de recomendación es alguien con un cargo superior al tuyo, no obstante, es importante elegirla bien porque de ella dependerá tu imagen ante la empresa en la cual aspiras ingresar.

Lo primero, es considerar algunos aspectos relevantes, por ejemplo, un supervisor, coordinador, gerente o director, puede brindar una evaluación acerca de tus destrezas y desempeño laboral, de una manera mucho más objetiva de la que un compañero de trabajo podría hacerla, aparte de describir la forma en la cual sigues instrucciones inherentes a tus funciones.

Aun así, es prudente solicitarle dicha carta a alguno de tus superiores que pudiesen tener una visión positiva sobre ti (comportamiento, habilidades y demás aptitudes), así la redacción se notará mucho más natural.

En la medida posible, toma en cuenta aquellos “jefes directos” o los que hayan pasado mayor tiempo supervisándote, porque seguramente tendrán una visión más completa acerca de ti, de tu carácter y tus cualidades.

Pero, además, asegúrate de darle prioridad a quienes hayan compartido trabajo contigo en un lapso máximo de dos años atrás, porque tendrán un recuerdo más fresco sobre ti y tus labores.

Una vez que ya tengas a alguien en mente, lo más viable sería facilitarle algunos detalles para agilizar el proceso, recuerda que el autor de la carta deberá invertir tiempo e ingenio a tu favor.

De ser el caso, puedes señalarle las razones que tienes para postularte a un cargo en una empresa, entregarle una copia de tu currículum, una lista con tus habilidades o, simplemente, explicarle cuál es el área de trabajo en la que te piensas postular, así, sabrá resaltar unas u otras de tus aptitudes positivas.

Diferencias entre una carta de recomendación y una carta de presentación

Pese a que los objetivos de una carta de recomendación y una de presentación son prácticamente los mismos, es decir, describir los atributos de una persona para convencer a terceros de ser la mejor opción a la hora de ocupar una vacante, también hay varias diferencias entre ambos tipos de documentos.

Por ejemplo, la carta de presentación se puede elaborar por mano propia, lo cual compromete un poco la objetividad en cuanto a las verdaderas capacidades de alguien.

En contraposición, la carta de recomendación la realiza una persona que ha podido observar y evaluar tu desempeño académico o laboral.

De igual manera, mientras la carta de recomendación puede ser el complemento ideal del currículum porque contiene información suministrada por alguien calificado para evaluarte; el contenido de la carta de presentación fácilmente se puede sintetizar en alguna parte de la hoja de vida o añadir en plataformas digitales orientadas a la búsqueda de empleo.

A causa de estos motivos, hoy en día es más común que las empresas den prioridad a la solicitud de las cartas de recomendación, en comparación con las de presentación.

¿Cómo hacer una carta de recomendación?

Teniendo en cuenta la estructura y los elementos que ya conocemos acerca de una carta de recomendación personal, hacerla, será una tarea bastante sencilla. No obstante, podemos agilizar el proceso siguiendo paso a paso, los tips a continuación:

  1. Utiliza un lenguaje formal: esto ayudará a reflejar la seriedad y profesionalidad tanto del recomendado, como de la empresa y el autor de la carta.
  2. Sé breve: añade solo los elementos y datos relevantes para cumplir el propósito de la carta (recomendar una persona), así que limita las palabras a una sola página.
  3. Asegúrate de que tenga una buena imagen: la carta de recomendación debe ser, preferiblemente, impresa. En ningún caso se ha de elaborar a mano.
  4. Incluye datos útiles: además de la descripción de las habilidades del recomendado, es importante colocar la fecha de emisión de la carta, el sello de la empresa anterior, nombre y cargo del autor, así como sus números o medios de contacto en caso de que soliciten información adicional.
  5. Sé claro y objetivo: si estás redactando una carta de recomendación, lo más adecuado es que demuestres transparencia a la hora de dar detalles acerca de la persona recomendada. Evita exageraciones porque podría restarle credibilidad al documento.

Ejemplos de carta de recomendación

Les compartimos diferentes modelos y ejemplos de cartas de recomendación laboral para diferentes situaciones de la vida, por ejemplo si estas buscando tu primer empleo y no cuentas con experiencia laboral, o si tu búsqueda es para un puesto directivo o ejecutivo, como también las autocandidaturas que pueden servir en casos donde deseas trabajar en una determinada empresa o institución.

¿Cuánto te gustó este artículo?

Votos: 2

Otros artículos interesantes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *